Errores comunes en el comercio electrónico

Estos días estoy leyendo el libro “E-commerce, Get it right!” del experto en comercio electrónico Ian Daniel. Una de las primeras aportaciones del autor es recoger errores comunes de las empresas que intentan vender en la web. Os resumo aquí parte de estas enseñanzas:

1. No hace falta “bordar” la web desde el principio, sólo hay que ponerla en marcha. A menudo dedicamos demasiado tiempo a analizar, planificar y pulir. Hay varias razones por las que es conveniente lanzar la web antes de tenerla refinada al máximo. Cuanto antes esté ahí fuera, antes empieza a ser indexada por los motores de búsqueda (lo que conlleva mejor posicionamiento en las búsquedas) y antes se puede probar su funcionamiento en la realidad.

2. Hay que encontrar el número adecuado de productos para vender online. Un mayor número supone un mayor “peso” a la hora de conseguir un buen posicionamiento en Google, pero también exige dedicar más tiempo a administrar los productos, manejar el stocky los pedidos, etc. Además, un número más reducido de productos específicos permite posicionarse como vendedor especializado.

3. Sólo disponemos de 5 a 7 segundos para captar la atención del visitante a la web. Un diseño efectivo es aquel que consigue una web rápida, funcional y familiar. Debe cargar rápido, resultar limpia a la vista, y sobre todo, evitar sobrecargar de información y colores al visitante.

4. De media, menos de uno de cada cien visitantes a una tienda online acaba realizando una compra. Para mejorar el ratio de conversión es necesario crear un proceso de compra simple y claro que no tenga elementos que hagan pensar u obstaculicen el camino.

5. Selección pobre de palabras clave. Al editar el contenido de la web es necesario ajustarlo al máximo a las palabras que los potenciales clientes usarán para buscar el producto en Google. Especialmente la página de inicio y las de categorías de productos deben reflejar esta selección de palabras clave.

6. Subestimar la utilidad de las herramientas de análisis y los tests. Hay herramientas gratuitas, como Google Analytics, que proporcionan información muy valiosa sobre el comportamiento de los visitantes en el sitio web. Además, es importante realizar cambios frecuentes y comprobar el resultado, por ejemplo pidiendo a amigos o parientes que utilicen la web. Cuanto menos experto sea la persona que realiza el test, mejor, porque nos dará una idea más ajustada de la usabilidad y adecuación de la web.

7. No aprovechar la relación generada con los clientes pasados. La relación con el comprador no termina una vez que éste recibe el producto. Es importante continuar comunicándose con él a través de emails, redes sociales, vídeos o incluso correo tradicional, puesto que ya contamos con su confianza, y por ello estará más inclinado a comprar de nuevo.

Esto es todo por ahora, si encuentro más información valiosa en el libro os encontraréis algún post más sobre el tema para que todos podamos mejorar la forma de enfocar la venta en internet.

¡Saludos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s