Las relaciones entre hombres y mujeres en África

Este post representa un desafío: tratar de ser políticamente correcto y a la vez describir adecuadamente la realidad.

Quizás hace 50 o 60 años en España las cosas fueran más parecidas a como son ahora en África, pero para un joven con mentalidad moderna (sí, eso va por mi; para todas aquellas que habéis sufrido mis comentarios machistas, después de décadas os confienso que en realidad no eran más que bromas) no dejan de ser siniestras las relaciones entre hombres y mujeres en África.

Image

Por decirlo de manera clara, no solo es que la prostitución esté muy extendida, sino que de hecho la línea que separa la prostitución de las relaciones “normales” es muy delgada y confusa, ya que de hecho muchas mujeres lo que buscan en un hombre por encima de todo es “seguridad” (es decir, dinero). No soy sociólogo pero me atrevo a aventurar que la explicación es sencilla: en África buena parte de la población no tiene cubiertas todas sus necesidades básicas, y como bien indicaría Maslow, no se preocupan por satisfacer necesidades más avanzadas.

Consecuencias prácticas de esta forma de ver las relaciones son:

  • El tamaño importa. El tamaño del coche, de la casa, del reloj de oro… hacen al hombre más atractivo.
  • El hombre es la cartera de la mujer. En occidente nos reímos de los hombres que acaban cargando con el bolso de la mujer… pero aquí todos son carteras con patas, ya que se sobreentiende que una mujer nunca pagará nada cuando vaya acompañada por un hombre. Con independencia de los ingresos de cada uno, aunque se diera el hecho de que ella tuviera mayor capacidad económica.
  • La época de celo dura mientras dura la soltería. Una mujer que no tenga pareja, la está buscando. En Europa las mujeres muestran mucho menos interés por emparejarse que en África.

 

Image

La parte más sexy de un hombre

Dicho esto, más allá de lo económico también hay otras diferencias frente a lo que estamos acostumbrados en España. La infidelidad es muy frecuente, especialmente entre los hombres, y relativamente tolerada. Las mujeres ven aceptable estar con hombres mucho más mayores, no es infrecuente ver parejas que se llevan 15 o 20 años. Y luego está la cuestión del hombre blanco, que en África es rico por definición. Es decir, un buen partido. Las parejas interraciales no  están mal vistas y son habituales.

Anuncios